7 ideas para calmar el dolor de los alojamientos rurales

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Establecimientos rurales. Sabemos, por la mayoría de estudios que se realizan sobre Turismo Rural, que los alojamientos rurales encuentran especiales dificultades, no sólo para crecer, sino también para mantenerse con vida. La estacionalidad, la falta de recursos para promocionarse y la elevada competencia son las principales causas de sus dolores de cabeza.

Según el último Baremo de Turismo Rural, en el que Clubrural y la Universidad Nebrija analizan periódicamente la situación y evolución del sector, los perfiles de viajeros que utilizaron alojamientos rurales durante el segundo semenstre del 2015 fueron, principalmente, familias (50,4%), grupos de amigos (26,3%) y parejas (22%). Las épocas del año de mayor afluencia continúan siendo el verano, la navidad y los puentes.

Entonces ¿qué podrían hacer estos alojamientos rurales para ampliar su público objetivo y combatir la estacionalidad? En mi opinión, una de las posibles soluciones es la diversificación, tanto de mercados como de servicios. A continuación te cuento algunas ideas que podrían ayudarte a reinventar la oferta de tu hotel o casa rural y aliviar así sus dolores.

7 ideas para reinventar la oferta de los alojamientos rurales

Generalmente, las campañas de marketing o promoción de los establecimientos de Turismo Rural van dirigidas al público en general o, como mucho, a alguno de los segmentos de población anteriormente citados. Los portales y centrales de reservas también se suelen centrar en esta línea de difusión. Pero ¿y si le dieras una vuelta a tu negocio y buscaras a tus clientes entre el tejido empresarial de tu zona o en otro tipo de colectivos?

1. Reuniones y eventos de empresa

Cuando un empresa decide o necesita llevar a cabo un evento como reuniones, congresos, etc.., habitualmente subcontrata un espacio para su celebración. Es cierto que los establecimientos rurales, normalmente de espacio reducido, no pueden compararse con un gran hotel especializado en el Turismo MICE (Meetings, Incentives, Conventions and Exhibitions), pero seguro que algunas empresas estarían muy interesadas en celebrar sus reuniones con clientes importantes a los que impresionar, en un entorno natural y en un ambiente acogedor y tranquilo.

2. Sesiones formativas para empresas

Las áreas de Recursos Humanos de las empresas están cada vez más preocupadas (o deberían) por mejorar las competencias de sus plantillas. Algunos tipos de formación, como habilidades sociales, directivas y comerciales o actividades “outdoor training”, se adaptan perfectamente al entorno de los alojamientos rurales. Puedes buscar colaboración con empresas de formación o de turismo activo para ofrecer estas actividades de forma conjunta.

3. Regalos de empresa

¿Qué mejor regalo que un fin de semana en plena naturaleza? Ofrece a las empresas esta opción para que puedan obsequiar a sus empleados/as como incentivo por cumplimiento de objetivos, por ejemplo, y tambien a sus clientes como estrategia de fidelización. Y qué decir de las cestas de navidad. ¿No sería una buena opción completarla o sustituirla por una noche en un alojamiento rural?

4. Ofertas para personas mayores

Evidentemente, el segmento de mercado formado por personas de más de 65 años es una de las mejores opciones para combatir la estacionalidad ya que su disponibilidad para viajar es más flexible. Crear campañas específicas para las épocas de menor ocupación es una posibilidad que no debes dejar de considerar.

5. Organización de actividades tradicionales “indoor”

Las actividades de naturaleza son uno de los principales reclamos para el Turismo Rural. Por eso en épocas en las que el mal tiempo impide su realización, el sector se resiente notablemente. Pero ¿y si encontraras otro tipo de actividades que pudieran realizarse dentro de los alojamientos rurales? Quizás podrías establecer colaboraciones con otras personas o negocios de la zona para organizar exhibiciones o talleres sobre actividades tradicionales como la artesanía, la cultura y la gastronomía.

6. Descuentos para personas desempleadas

Está claro que una de las cosas a las que una persona desempleada renuncia en el momento en el que se reducen sus ingresos, es al ocio y al turismo. Pero eso no quiere decir que no tengan la necesidad, el interés o la intención de compra. La posibilidad de ofrecer descuentos durante las épocas de menor ocupación para este sector de la población, por desgracia bastante numeroso, podría ser una solución para ambas partes.

7. Precios especiales para familias monoparentales

Es indudable que el colectivo de personas separadas y divorciadas con niños existe y que encuentra muchas dificultades para poder disfrutar de unas vacaciones en familia. Tener que asumir en solitario el coste del viaje para tres personas, por ejemplo, es un gran obstáculo. Es cierto que, hoy en día, algunos hoteles ya lo tienen en cuenta, pero aún no es suficiente. Las ofertas de niños gratis, por ejemplo, siempre se aplican pagando el precio de dos adultos y, si la familia está formada por un padre o una madre y dos niños…el precio es demasiado elevado. Si se les ofrecen precios más asequibles, quizás se decantarían por unas vacaciones rurales.

Y, ya sabes que las Redes Sociales te pueden ayudar a difundir todos estos servicios. ¿Cómo? ¿Que no lo sabes? Puedes obtener más información en el post sobre Turismo Rural y Redes Sociales, matrimonio de conveniencia. ¿Seguimos hablando la semana que viene?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR