Mujer de 5 estrellas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Mujer de cinco estrellasEs evidente que, coincidiendo este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, con el día de la semana en el que suelo publicar en mi blog, el tema de este post no podía ser otro. Sí, sabemos que, hoy en día, las mujeres hemos conseguido algunos de los derechos que se han venido reivindicando desde hace más de siglo y medio. Pero…¡más de siglo y medio! La relación tiempo/logros no es proporcional puesto que todavía seguimos sin poder afirmar que exista una igualdad real. Y quien diga lo contrario, que me perdone, pero no vive en este planeta. Uno de los aspectos que lo demuestran, es la brecha salarial de género que existe prácticamente en todos los sectores económicos. El sector turístico en general, y el hotelero en particular, no son ninguna excepción, por supuesto.

En octubre del año pasado se presentaban los resultados de un estudio realizado por la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos – CEHAT y el Instituto Tecnológico Hotelero – ITH en colaboración con la Universidad Rey Juan Carlos, en el marco del Proyecto Equotel. El estudio pretendía dibujar cuál ha sido la situación de la mujer en el sector hotelero de nuestro país durante el año 2015. Uno de los resultados obtenidos y recogidos en el Libro Blanco Equotel, muestra que se trata de un sector ligeramente feminizado. Esto quiere decir que existe un mayor número de mujeres que hombres trabajando en hoteles (un poco más de la mitad), en concreto un 55,7%. Este dato, así de forma aislada, parece reflejar, erróneamente, que el Turismo es un sector igualitario, equitativo y con perspectiva de género, pero no es así. Ni siquiera que en el último curso de mi promoción en la Escuela de Turismo de Asturias, el porcentaje de mujeres fuera del 82%, significa que exista igualdad en este sector. Es más, me apunto, como reto para un futuro post, el análisis de la situación actual de mis compañeras y compañeros para confirmar o desmentir (ojalá) posibles diferencias.

Entonces ¿cuál es la verdadera situación de la mujer en el sector hotelero?

Analizando de forma más específica todos y cada uno de los resultados obtenidos en el estudio, las entidades implicadas en su desarrollo llegaron a las siguientes conclusiones:

1. Brecha salarial

La diferencia salarial entre mujeres y hombres, trabajando en hoteles y en puestos iguales durante el pasado año, fue del 23%. Cierto es que, en puestos más altos, la cifra se reduce aproximadamente a un 17%. Pero aún así, esta brecha necesita demasiados puntos de sutura para salvar una situación tan grave.

2. Techo de cristal

Sólo uno de cada tres puestos de alta cualificación estaba ocupado por una mujer, es decir un 33%. Este porcentaje contrasta radicalmente con los puestos de baja cualificación, en los que las mujeres suponen un 65%. ¿Te imaginas el esfuerzo profesional y personal que debe realizar una mujer para ocupar un cargo directivo? El techo de cristal de los hoteles, por tanto, no significa que éstos tengan mejores vistas de las estrellas, sino que muchas de las mujeres que quieren acceder a puestos de responsabilidad, se estrellan contra él antes de llegar.

3. Precariedad de contratos

El 72% de los contratos temporales y a tiempo parcial, son realizados a mujeres, lo que significa que el empleo femenino del sector es más inestable que el masculino. Esto es debido, en parte, a la responsabilidad que, todavía, tanto ellas mismas como la Sociedad, se atribuyen en relación a las cargas familiares. La falta de una corresponsabilidad y una conciliación laboral y familiar real (no sólo para mujeres) sí que es una carga, y muy pesada, por cierto.

4. Estereotipación de los puestos

La mayoría de las mujeres que trabajan en el sector hotelero realizan tareas que solían considerarse como tradicionalmente femeninas y con niveles de responsabilidad menor. Se trata de actividades, como la limpieza o la cocina que, además, cuando son realizadas por hombres, se dignifican socialmente. Y si no me crees, prueba a nombrar los chefs de prestigio que conoces y dime cuántas mujeres te salen.

 

Creo que es misión de todas y todos, continuar en la lucha por mejorar esta situación. Y no me refiero sólo a los porcentajes, que al fin y al cabo son números, sino a la situación real que viven muchas mujeres, con nombres y apellidos, en todos los sectores económicos, y especialmente en este que tanto amamos, el nuestro, el Turismo. Y doy fé, porque conozco a algunas, que las mujeres del sector hotelero son mujeres de 5 estrellas. ¡Feliz Día Internacional de la Mujer!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR